aNiMeNSe a ViSiTaR Mi bLoGg....

HoLa a ToDoS!!



MuChaS gRaCiaS a LaS PeRSoNaS QuE HaN viSiTaDo EsTe EsPaCiO... MaNDeN SuS DiReCcioNeS PaRa ViSiTaRLoS...


aKi LeS DeJo uNa FoTiTo QuE Me GuSTa MuChO PoRQuE EsToY CoN MiS pRiMaS y LaS QuiEro MuChO.... Ya Se QuE No TieNe NaDa QuE VeR CoN La MaEsTRia PeRo QuiSe CoMPaRtiRLa CoN UsTeDeS... EsPeRo LeS GuSTe!!

SaLuDiToS a ToDoS!!

eN CoNTaCtO CoMPaÑeRiToS...

eN CoNTaCtO CoMPaÑeRiToS...
uN PoCo De La FaMiLy...

viernes, 30 de abril de 2010

1. ¿Qué son los objetos de aprendizaje?


Se entiende por objetos de aprendizaje (OA) la relación que existe entre los objetos y la tecnología. Pero para tener una concepción más amplia y clara, basta mencionar la definición realizada por el Comité para la Normatividad de la Tecnología de Aprendizaje (1996), el cual dice que los OA son entidades digitales o no digitales que pueden ser utilizados, reutilizados o referenciados durante el aprendizaje asistido con tecnología.

Por el contrario Wiley (2000), limita los OA hacia lo digital (quitando los elementos físicos), recalcando que los OA son “cualquier recurso digital que pueda volver a utilizarse para apoyar el aprendizaje”. De tal manera que una foto, una presentación en power point, las imágenes, los audios y los videos pueden ser considerados como OA.





2. ¿A qué se refieren los recursos educativos abiertos?



Los recursos educativos abiertos se refieren a los materiales en forma digital de forma gratuita y abierta para educadores, estudiantes y autoridades (UNESCO, 2002). Es necesario que éste tipo de recursos incluya contenidos, diseño de actividades y criterios de evaluación, lo anterior con la finalidad de ser más atractivos. Al mismo tiempo, deben tener espacios para compartir la información, esto puede ser a través de blogs, sitios web o cualquier otro medio que permita el contacto entre el usuario y la información.

Allert (2004) menciona que la descripción asada en actividades es aplicable a cualquier tipo de diseño. Por otro lado, Sicilia y García – Barriocanal (2003) hace hincapié en la importancia de compartir la evaluación de manera abierta con el objetivo de darle una nueva dimensión al recurso.






3. ¿Cómo se evalúa el aprendizaje en la educación con recursos tecnológicos?


Hablar de la evaluación requiere de ciertos saberes, pues existen diversas maneras de aplicarla, algunas de ellas pueden ser evaluación formativa, sumativa, evaluación presencial (cara a cara), evaluación a distancia, autoevaluación, coevaluación, entre otras.

Algunas de las maneras de evaluar el aprendizaje en la educación con recursos tecnológicos son las siguientes:

a) La práctica de aplicar exámenes en forma presencial. Esto se refiere a que los alumnos tienen que presentarse en algún centro evaluador para la aplicación del mismo. Aunque pareciera ser una medida correcta de evaluación, en ocasiones suele ser un atentado a la flexibilidad (Valenzuela, 2003).

b) La práctica de aplicar exámenes en forma virtual. Lo cual representa una enorme ventaja al no tener que presentarse en un lugar establecido. Lo anterior también presenta algunos riesgos , pues no se tiene la certeza de que quien está presentando el examen sea realmente quien debe ser.

c) La práctica de asignar trabajos. Requiere de la creatividad de los maestros para asignar tareas difíciles de copiar en internet, basándose en el aprendizaje orientado a proyectos o el estudio de casos, entre otros.

d) La práctica de evaluar el desempeño en foros asincrónicos de comunicación. Se refiere más que nada a los proceso de interacción entre profesor-alumno o alumno-alumno. Los proceso de interacción pueden ser evaluadas de dos formas: mediante el índice de frecuencias de participación y el índice de calidad de las participaciones.

e) La práctica de evaluar el desempeña a través de medios sincrónicos de comunicación. La cual se basa más que nada en conversaciones instantáneas (chat), comunicación telefónica vía internet, videoconferencias, entre otros. La comunicación sincrónica permite hacer más eficientes los procesos de interacción, ya que las respuestas son inmediatas.

f) La práctica de dejar que los alumnos se autoevalúen. Implica una responsabilidad compartida. Topping (2000) señala que la autoevaluación puede o no contribuir a determinar la calificación final. Ésta puede ser cuantitativa, cualitativa, anónima, confidencial o pública, así como obligatoria u optativa. En general, muchos alumnos que son exitosos académicamente, lo son en parte por realizar procesos de autoevaluación (Schunk y Zimmerman, 1994; Zimmerman, 1990).

g) La práctica de dejar que los alumnos se coevalúen. La coevaluación se define como el proceso por medio del cual los alumnos evalúan la calidad del trabajo de sus compañeros, así como su contribución al logro de los objetivos de aprendizaje. De acuerdo con Topping (2000) la coevaluación puede tener las mismas características de la autoevaluación, es decir ser cuantitativa, cualitativa, ser anónima, confidencial, pública, obligatoria u optativa.